Foto: Nicolás Der Agopián

Con datos adversos y una oposición que luce más unida, el oficialismo busca enderezar su rumbo

4min 1
Nº2028 - al de Julio de 2019

El comienzo de la carrera hacia las elecciones nacionales de octubre encuentra al oficialismo y la oposición en dos situaciones diferentes. Mientras la interna del Frente Amplio (FA) está herida como consecuencia del proceso que desembocó en la designación de su candidata a vicepresidenta y reina la preocupación, los principales partidos de oposición dan mensajes de unidad.

El candidato oficialista Daniel Martínez recibió cuestionamientos por realizar lo que varios dirigentes calificaron como un “casting” o un “desfile” de nombres para elegir su compañera de fórmula.

La exprecandidata Carolina Cosse dijo a Búsqueda que le “dolió” el proceso elegido por el exintendente de Montevideo y que “no aportó” a la unidad del FA.

La vicepresidenta Lucía Topolansky dijo a Telemundo el domingo 6 que le pareció “inexplicable” la decisión de Martínez y que “no hubo razones claras” para que descartara a Cosse. En tanto, el ministro de Economía, Danilo Astori, aseguró que hubiera “preferido un proceso más prolijo”. Ni siquiera su nueva compañera de fórmula quedó satisfecha. La exedila Graciela Villar declaró que “el afán por las consultas terminó generando un malestar importante”.

Mientras esa herida todavía no cierra, otros movimientos internos se procesan dentro del oficialismo y exponen nuevas diferencias. Esta semana el titular de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García, se sumó a la lista de dirigentes que abandonan el Partido Socialista —sector de Martínez— por diferencias con la conducción del secretario general, Gonzalo Civila.

Los análisis de opinión pública tampoco son alentadores para el oficialismo. Incluso antes de las internas, el director de la Fundación Liber Seregni, Agustín Canzani, presentó números a la interna de la coalición de izquierda que provocaron preocupación. La población tiene la misma “percepción” sobre la situación del país que en 2003, dijo el sociólogo, dijeron fuentes a Búsqueda.

El candidato oficialista Daniel Martínez recibió cuestionamientos por realizar lo que varios dirigentes calificaron como un “casting” o un “desfile” de nombres para elegir su compañera de fórmula.

Canzani dijo también que en 2004 el 80% de los que tenían padres frenteamplistas votaban al FA, pero que ese porcentaje se redujo hoy al 60%.

Una encuesta de Opción divulgada el miércoles 10 en Canal 4 indica que el Partido Nacional es quien mejor posicionado está de cara a octubre.

La “foto” tomada por Opción días antes de la interna arroja un leve liderazgo del Partido Nacional, que alcanzó el 32%. En tanto, el Frente Amplió se ubicó a cinco puntos con 27% de las adhesiones. Hay otros dos partidos que si las elecciones fueran el próximo domingo, alcanzarían representación parlamentaria en ambas cámaras: el Partido Colorado, por el cual se inclinó el 10% de los encuestados, y el novel partido Cabildo Abierto, que marcó 5%. En otro escalón se encuentran cuatro partidos que hoy alcanzarían al menos un lugar en Diputados, todos ellos con guarismos cercanos al 1%: Partido Independiente, Partido de la Gente, Unidad Popular y el PERI.

En una columna publicada el miércoles 10 en El Observador, el politólogo Adolfo Garcé opinó que “el escenario más probable es la derrota del Frente Amplio”. Destacó “aciertos” de la oposición, mientras que el oficialismo muestra “debilidad de su propuesta programática” y una fórmula presidencial frágil.

En el oficialismo esperan que el Plenario Nacional previsto para el 18 de julio les permita “dar vuelta la página” y dejar atrás los problemas, dijeron varios dirigentes.

Coalición

En filas de la oposición se comienza a buscar los puntos de contacto para conformar un “arco opositor”. En el Partido Nacional observan el escenario posinternas con la tranquilidad de haber abrochado la fórmula sin contratiempos ni polémicas. El lunes 8 se reunió el directorio y trazaron las prioridades para las próximas semanas de cara a la Convención, que será el sábado 10 de agosto. Lo que ocupa la atención ahora es definir un programa de gobierno único, con el aporte de los distintos sectores.

Para los blancos el único factor de incomodidad e incertidumbre sigue siendo Juan Sartori y su futuro dentro del Partido Nacional, tras una campaña agresiva. El empresario ya anunció que militará para llevar a Lacalle Pou a la presidencia y que pretende consolidarse como la segunda fuerza nacionalista.

El candidato colorado Ernesto Talvi dijo a Búsqueda que blancos, colorados e independientes deben “insinuar” ante el electorado que están en condiciones de llegar a un acuerdo para gobernar.

Mientras el candidato colorado prepara su campaña, los sectores comienzan a trabajar en la oferta electoral. Si bien tienen reglas para ordenar las listas de acuerdo a los resultados de las internas, la discusión no está exenta de conflictos. Por ejemplo, en el sector Batllistas, de Julio María Sanguinetti, hay discrepancias entre los dirigentes sobre cómo se presentarán para octubre.

En el Partido Independiente, el experiodista Gerardo Sotelo, que será candidato al Senado, dijo al programa Buscadores el miércoles 10 que “todo indica que va a haber un cambio en el partido de gobierno”.

Sin embargo, en la oposición también afloran las diferencias con sectores emergentes como Cabildo Abierto, que lidera el ex comandante en jefe Guido Manini Ríos. Talvi planteó que prefiere no integrarlo a un gobierno de coalición y Sotelo dijo que le “preocupa” el “resurgimiento de un partido militar nostálgico”.

Noticias relacionadas

▪ El Frente Amplio exhibe “más fidelidad partidaria” de cara a octubre

▪ Martínez transmitió “apoyo” a Villar ante polémica por su título

▪ Óscar Costa, el militar retirado detrás del proyecto político de Sartori que empieza a recibir cuestionamientos internos

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.