Eduardo Alvariza

Elsita

2min 3 1
Nº2023 - al de Junio de 2019
por E.A.L.

Cuando mis padres se separaron, mi padre alquiló con su nueva esposa una casa en Punta Carretas. La casa está en una esquina y se conserva intacta, como si fuese el único bastión de exactitud en la inexactitud de los recuerdos. En la misma manzana, a unos 20 o 25 m, había un edificio de tres pisos, viejo, gris, de fachada sucia y apartamentos con escasa luz. En uno de esos apartamentos vivía Elsita, que durante un breve tiempo jugó con la hija de la esposa de mi padre. Fui una sola vez a su apartamento.

Continúa leyendo, forma parte de nuestra comunidad.