Luis Lacalle Pou. Foto: Javier Calvelo/ adhocFotos

El líder de Todos se bajó del intercambio organizado por Búsqueda, fijado para el 3 de junio, tras analizar con su comando que se podría dañar al Partido Nacional

Lacalle Pou canceló un debate con el resto de los precandidatos blancos porque dice que necesita “cuidar” la unidad interna

4min 1
Nº2019 - al de Mayo de 2019
escribe Federico Castillo

Fueron casi dos meses de idas y vueltas entre los precandidatos blancos y Búsqueda. Hubo un primer tanteo a principios de febrero. La idea fue invitarlos a participar en un debate público rumbo a las elecciones internas. En principio no tendrían problemas en sumarse. Esa fue la respuesta general. La apertura a debatir contrastó con la postura del Frente Amplio, donde hubo una decisión común y orgánica de no participar en este tipo de eventos en las primarias, y con la del Partido Colorado, cuyo precandidato favorito en las encuestas, Julio María Sanguinetti, respondió que prefería postergar cualquier instancia del estilo hasta después de junio.

La propuesta de que los blancos debatan tuvo un pequeño stand by. Porque fue también en ese caluroso febrero que recién moderaba motores para la campaña que se sugirió desde el Partido Nacional que “por el momento” no eran “necesarios los debates”. Lo afirmó la presidenta del directorio, Beatriz Argimón, en una nota publicada en la diaria. Argimón contestaba así a una propuesta concreta planteada por el precandidato Carlos Iafigliola para que haya al menos cuatro actos políticos en conjunto, ya sea en la modalidad de debate o exposiciones conjuntas. “Que cada uno mantenga su estrategia para dar a conocer su plataforma”, argumentó Argimón para congelar la idea.

Sin embargo, con el correr de las semanas, la iniciativa de Búsqueda fue tomando forma. Promediando marzo, Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga aceptaron formalmente participar del encuentro. Luego se fue sumando el resto de los precandidatos. Solo quedaban definir detalles: la fecha, el lugar, las condiciones. Casi a fines de abril se confirmó, con el acuerdo de todas las partes, que el debate sería el lunes 3 de junio, con público invitado y con transmisión vía streaming. No estaba definida aún cuál sería la mecánica, la logística del intercambio. Un planteo que fue de recibo es que todos tuvieran un tiempo máximo de cinco minutos para explayarse con relativa profundidad sobre los distintos temas a abordar: macroeconomía, seguridad, educación, salud, relaciones exteriores.

Y cuando quedaban pocos detalles por afinar, Lacalle Pou sorprendió con algunos reparos. Primero como una inquietud personal. Luego como un tema colectivo analizado junto a su equipo en la reunión de los lunes del comando de campaña. Se evaluó un clima hostil que podría eclosionar en el intercambio. El precandidato, que lidera con comodidad todas las encuestas de opinión, dijo a Búsqueda que tomó la decisión de bajarse del debate para “cuidar” la unidad ante un encuentro que se tornaría áspero, con dardos cruzados que no colaborarían con la idea de partido abroquelado y en sintonía para alcanzar el gobierno. Dijo que dar un paso al costado es su “obligación” como conductor de los blancos.

Ante la negativa de Lacalle Pou, y teniendo en cuenta que el espíritu del encuentro era generar un espacio para la discusión de las plataformas de todos los precandidatos blancos, Búsqueda resolvió dejar sin efecto el debate.

Luis Lacalle Pou, Beatriz Argimón y Jorge Larrañaga
Luis Lacalle Pou, Beatriz Argimón y Jorge Larrañaga. Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

La postura de Lacalle Pou fue recibida de distintas maneras por el resto de los precandidatos. “Es un error”, señaló Larrañaga. “No me parece que sea conveniente para un partido que pretende ser gobierno que no pueda tener un debate civilizado de ideas”. El líder de Alianza Nacional recordó que él mismo participó en las elecciones internas del 2009 junto al expresidente Luis Alberto Lacalle Herrrera en un debate también organizado por Búsqueda. “No se construye credibilidad democrática si no se discute”, agregó. En esta campaña, Larrañaga invitó a debatir a los precandidatos oficialistas Daniel Martínez y Carolina Cosse. Y de ambos obtuvo el “no” como respuesta.

Enrique Antía tomó la situación sin tanto drama. “Es libre de tomar la decisión que quiera”, dijo sobre Lacalle Pou. Y atribuyó todo a una “estrategia política”. El precandidato de Mejor País ensayó una metáfora futbolera para dejarlo claro. “Si vos vas ganando un partido por 2 a 0, empezás a jugar para los laterales. Es normal”. Antía era uno de los que tenía alguna bala guardada para el debate. Y su blanco no era otro que el empresario Juan Sartori, el millonario que trepa en las encuestas e incomoda y desconcierta a todos en la interna blanca. El miércoles 8, durante un acto partidario en Maldonado, Antía trató de “demagógica” la promesa de Sartori de dar medicamentos gratis a los jubilados, incluida en su plan de gobierno. Dijo que esto representaría US$ 250 millones al año y se preguntó de dónde saldría ese dinero. “El Partido Nacional es una colectividad política responsable e importante como para andar haciendo propuestas que engañan a la gente. No podemos entrar en esa”.

¿Y qué dice Sartori? Sartori dijo a Búsqueda que está “encantado” en debatir con quien sea. “Y si no quieren, no importa. Que hagan un debate sin mí. Me interesa más debatir con la gente”. Además afirmó que es él quien está haciendo más por mantener unido al partido. “El que más cuida la unidad soy yo. A la unidad hay que cuidarla todos los días y todos los días me tiran dardos que yo ni siquiera respondo”.

Iafigliola, que había presentado una carta para que haya cuatro encuentros de los precandidatos durante la campaña, opinó “exactamente lo contrario” que Lacalle Pou. “No hay mejor señal de unidad que mostrarnos juntos”, señaló. “Si después queremos debatir con el oficialismo, tenemos que discutir antes entre nosotros, en la interna, porque ahí se define nada menos que el candidato que competirá luego por el gobierno”, concluyó.

Noticias relacionadas

▪ Asesor de Lacalle Pou descarta una visión “refundacional” de las relaciones laborales y plantea revertir clima de “confrontación”

▪ Astori debe “hacerse responsable por el fracaso de su política económica”, dice la principal asesora en el área de Lacalle Pou

▪ Los blancos empiezan a hablar de una convención para definir la fórmula presidencial ante una interna que promete ser pareja

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.