El Poder Ejecutivo reconoce demoras en la obra del Ferrocarril Central. Foto: Nicolás Der Agopián

El presidente Vázquez ordenó agilizar los trámites ante la llegada del CEO de la empresa, para quien la segunda fase de negociación todavía sigue en curso

UPM insiste al gobierno en que necesita ver “avances tangibles” en infraestructura y protocolos laborales para instalar su planta

4min 7
Nº2007 - al de Febrero de 2019
escribe Juan Pittaluga

Tabaré Vázquez confiaba ver en enero a las máquinas retroexcavadoras trabajar en algún punto del tramo de 273 kilómetros de vías férreas que el gobierno pretende instalar entre Montevideo y Paso de los Toros. El presidente esperaba que estuvieran finalizadas las autorizaciones ambientales a cargo del Ministerio de Vivienda y Medio Ambiente, ítem necesario para que la construcción del ferrocarril se inicie, pero al cierre de la primera semana de febrero la situación sigue igual que a fines del año pasado y desde Finlandia la posición de la empresa no ha cambiado en los últimos doce meses.

“La implementación del acuerdo de inversión entre UPM y el gobierno de Uruguay se encuentra ahora en una fase intensiva en la que se requieren avances tangibles en las iniciativas de infraestructura”, sostuvo el 31 de enero Jussi Pesonen, presidente y CEO de UPM, al presentar el reporte financiero de 2018 de la compañía. El documento señala que para que UPM confirme la instalación de una segunda planta de celulosa en Uruguay continúan sin definirse ciertos puntos “principales relacionados con el progreso tangible en la construcción de infraestructura y los protocolos laborales”.

“El logro de un progreso significativo en la implementación de las iniciativas de infraestructura acordadas por el Estado y cualquier elemento relevante se debe acordar antes de la posible decisión final de inversión”, indica el reporte, donde se deja en claro que la negociación entre Uruguay y UPM todavía permanece en la segunda de las tres fases acordadas entre las partes. Eso supone una diferencia con lo que Vázquez planteó el 19 de diciembre, cuando sostuvo que las dos primeras etapas estaban finalizadas y ya estaban “trabajando en la tercera”.

La demora de UPM en confirmar la inversión preocupa al gobierno. “A nosotros en realidad no nos falta nada desde el punto de vista del proyecto. Lo que queremos es empezar, estamos prontos para empezar y ustedes saben que hay que cumplir algunas condiciones para poder realizar la obra y en eso estamos”, afirmó el martes 5 en rueda de prensa Víctor Rossi, Ministro de Transporte. “Es un tema que es importante y es notorio que ha surgido ahí alguna demora que esperemos se resuelva”, agregó sobre la habilitación que se precisa desde el Ministerio de Vivienda y Medio Ambiente.

Según señalaron a Búsqueda fuentes del Poder Ejecutivo, Vázquez ordenó agilizar la autorización ambiental para la construcción del ferrocarril ante la llegada de Pesonen a Montevideo. El presidente quería mostrar avances relevantes en el inicio de la obra. De acuerdo con las fuentes, en el gobierno también hay un fuerte interés para que la construcción del ferrocarril pueda ser inaugurada cuanto antes en el actual año electoral; los ministros más optimistas consideran que eso podría generar incluso el comienzo de la obra de la planta durante la actual administración frenteamplista.

El País informó el 18 de enero que la ministra Eneida de León suspendió las licencias de funcionarios de Dirección Nacional de Medio Ambiente vinculados al proceso de aprobación del proyecto UPM. El sindicato de la cartera (Afumvotma) comunicó el viernes 1º que se trató de una medida “injustificada y prepotente” y advirtió que no gestionará ninguna habilitación de tipo ambiental si las autoridades no llaman al sindicato a un ámbito de negociación.

Un entorno predecible

Más allá del inicio en las obras del tren Montevideo-Paso de los Toros, para oficializar su inversión UPM también espera definiciones en materia laboral, en este caso relacionadas con la construcción y operación de la planta, un punto en que las conversaciones se demoraron el año pasado, ya que los representantes del PIT-CNT no asistieron a reuniones de la comisión de alzada, donde se formaliza lo negociado en materia de capacitación, servicios (transporte, alimentación, alojamiento) y seguridad e higiene.

“Una operación industrial a largo plazo requiere un entorno operativo estable y predecible. Esto será apoyado por varias medidas en las áreas de desarrollo regional, medioambiente, silvicultura y planificación territorial, así como en las condiciones laborales y energéticas”, sostiene parte del reporte financiero que la empresa presentó la semana pasada.

Más allá del inicio en las obras del tren Montevideo-Paso de los Toros, para oficializar su inversión UPM también espera definiciones en materia laboral, en este caso relacionadas con la construcción y operación de la planta.

Una vez iniciada la obra del ferrocarril y acordadas las condiciones de trabajo, la compañía sí espera “concluir con éxito” la segunda fase de negociación e iniciar su “proceso regular para analizar y preparar una decisión de inversión sobre la posible planta de celulosa”. Tiene tiempo hasta el 15 de febrero de 2020 y, de ser confirmada, Pesonen informó a los accionistas que la construcción de la planta demorará entre 24 y 30 meses.

A la espera de los avances, Presidencia publicó el lunes 4 un expediente con información sobre la inversión de UPM, ante críticas de la oposición por esconder los documentos relacionados con la iniciativa. El expediente tiene análisis sobre impactos económicos, laborales y empresariales, la realización de infraestructura, la sustentabilidad ambiental y la evaluación financiera de ingresos y egresos del proyecto.

Días atrás, Presidencia denegó un pedido de acceso a la información pública realizado por Búsqueda, que buscaba conocer el contenido de las cartas enviadas entre Vázquez y Pesonen. La respuesta asegura que, en el marco de la Ley Nº18.381, el contenido de las cartas es de carácter reservado pues está amparado por una cláusula contractual de confidencialidad entre UPM y Uruguay, y que de conocerse puede “menoscabar la conducción de las negociaciones”.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.